JUSTICIA PARA JODYALI (compañía internacional de conocimiento civil) :: Human Rights Watch

Respuesta a la Carta del Gobierno del Armenia sobre el pueblo de Jodyalí, Nagorno-Karabaj
 
23 de marzo, 1997
 
Como Directora Ejecutiva de Human Rights Watch/Helsinki (ex Helsinki Watch), quisiera responder a la declaración del 3 de marzo, del Ministerio de Asuntos Exteriores al respecto de la masacre de 1992 de los civiles azerbaiyanos en el pueblo de Jodyalí en Nagorno Karabaj. En la misma, el Ministro sostiene que el Frente Nacional de Azerbaiyán fue el responsable de las muertes de civiles y para respaldar este argumento se refiere a una lentrevista con el ex – presidente Ayaz Mutalibov e, increíblemente, a un informe de 1992 de nuestra organización. 
 
La declaración del Ministerio dice: “… la milicia del Frente Nacional de Azerbaiyán activamente obstruyó y de hecho impidió el éxodo de la populación local por los pasos montañosos que los Armenios de Karabaj  dejaron abiertos específicamente para facilitar la salida de la populación civil. Sobre este asunto, el informe de septiembre del 1992 de la organización no-gubernamental Helsinki Watch  cita a una mujer azerbaiyana quien dice que los armenios habían notificado a la populación civil azerbaiyana para que dejara el pueblo con las banderas blancas alzadas, de hecho la milicia de Azerbaiyán disparó a aquellos que intentaban huir.”
 
Efectivamente nuestro informe descubrió que muchos residentes de Jodyalí podrían haber tenido una notificación previa sobre la operación militar inminente, ya que las fuerzas armenias habían dado un ultimátum a Alif Gajiyev, por entonces, el líder de la milicia Humanos Memorial descubrieron que la milicia que se retiraba dejó a Jodyalí junto con algunos grupos de civiles que abandonaban la ciudad. Nuestro informe señaló que por estar armada y uniformada, la milicia azerbaiyana podría ser considerada como combatientes y esto hizo a los civiles a sentir peligro, aunque sus intenciones podrían haber sido protegerlos. 
 
No obstante, nosotros responsabilizamos a las fuerzas de Armenios de Karabaj de las muertes de civiles. Pues, ni nuestro informe, ni el de Memorial incluye evidencia alguna para respaldar el argumento de que las fuerzas azerbaiyanas obstruyeron la salida o les dispararon a los civiles azeríes. Para aclarar, cito nuestro reporte de 1992 [página 24]:
 
“... De este modo, la parte que intercala a los combatientes con los civiles que huyen pone a estos civiles bajo el riesgo y viola su obligación de proteger a sus propios civiles… La parte atacante (es decir las fuerzas armenias de Karabaj) está todavía obligada a tomar las medidas de precaución para evadir o minimizar las fatalidades civiles. En particular, la parte debe suspender el ataque si advierte que es de prever que el ataque causará fatalidades civiles que son excesivos en relación a la ventaja militar concreta y directa prevista.”
 
“Las circunstancias que encierran el ataque… sobre los que huían de Jodyalí, indican que las fuerzas armenias [de Karabaj] y las tropas del 366° regimiento de CEI… deliberadamente omitieron este código habitual de la restricción de ataques. Los oficiales de Nagorno Karabaj y los combatientes claramente esperaban la huida de los habitantes de Jodyalí, ya que pretenden haber informado al pueblo sobre la existencia del pasillo libre para permitir la salida segura… Bajo estas circunstancias, la matanza de los combatientes que huían no podría justificar la gran cantidad de las fatalidades civiles previsibles.”
 
Permítanme aclarar la otra referencia a nuestro informe de 1992, al respecto del pogromo de Sumgait. Nuestro informe dice: “El más brutal de estos hechos fue el pogromo anti-armenio en Sumgait, Azerbaiyán, cual dejó a treinta y dos armenios sin vida, cientos de heridos e intensificó los temores de los armenios que vivían en otras partes de Azerbaiyán,” cual difiere de la citación usada en la declaración del Ministerio. Más adelante, mencionamos la estimación de 300.000-350.000 de armenios étnicos que dejaron Azerbaiyán, no 600.000 como se nota que la declaración del Ministerio atribuye a nuestro informe. 
 
Será bien recibido el uso de nuestros informes por parte de los gobiernos y organizaciones intergubernamentales, y sinceramente esperamos que en adelante no haya más declaraciones tergiversadas al respecto del contenido de nuestro informe de 1992.
 
Le agradezco su atención.
 
Atentamente,
Holly Cartner
Directora Ejecutiva
Human Rights Watch/Helsinki
 
Fuente: Human Rights Watch 
http://justiciaparajodyali.org.ar/reconocimiento/hrw/